Make your own free website on Tripod.com

Home

Bolivia ante un nuevo reto (MANIFIESTO ¡Viva Bolivia 2025!) | Enlaces (Links)
¡Viva Bolivia 2025!
Comentarios sobre El Manifiesto

Enter subhead content here

Llevó un poco de tiempo. Sin embargo, el impacto del Manifiesto publicado a principios Marzo del 2003, día a día se va difundiendo y abre nuevas puertas a su mensaje sincero de amor para Bolivia. Nuevos lectores se suman cada día a los 44 valerosos firmantes originales.

 

A continuación, lean algunos comentarios aparecidos en la prensa boliviana, en órden cronológico descendiente. Al principio, ante una aparente apatía, Don Hernán Maldonado, expresó su frustracion y descontento. Era cuestion de tiempo que se digiriera cada planteamiento:

 

¿Propuestas osadas?

MARIO RUEDA PEÑA

El hecho de que no se les reconozca el derecho a votar a algo más de cuatro millones de bolivianos que mayoritariamente residen en Estados Unidos, Argentina, Brasil, España y Europa, cuestiona severamente el principio del voto universal que consagra el Art. 219 de la Carta Magna

No, simplemente sensatas.

Tal me parecieron las propuestas del manifiesto que dirige al país un selecto grupo de residentes bolivianos en EE.UU, países de América Latina y naciones europeas. El documento puede ser leído en el sitio de Internet dado a conocer en una de sus últimas columnas en el matutino "Los Tiempos" por el periodista boliviano residente en Miami, Hernán Maldonado. El interesado debe hacer "click" en "www.pachamatria.com".

Pueden quedarse tranquilos los que allende nuestras fronteras accedieron a la docencia universitaria, a especialidades técnico-profesionales de alto rédito y a otras situaciones que difícilmente podían haber logrado en Bolivia. Lo que proponen no entraña la osadía que ellos suponen. Por el contrario, encaja en la lógica y la prudencia como anillo al dedo. Coincide, además, con el sentir y expectativas de miles de sus compatriotas. Particularmente, con los que respecto al país se ubican en una proyección de futuro con desarrollo e integración nacionales.

Por razones de espacio y porque nos parecen las más importantes, nos ocuparemos sólo de tres de las numerosas propuestas contenidas en el documento:

1) Planificar la creación de un "Distrito Boliviano Capitalino" (DBC), sin

límites definidos, en la zona comprendida entre Beni y Cochabamba. Convocar luego a un Concurso Nacional para el diseño de la nueva capital del país en dicho DBC, a fin de que la misma se convierta en el epicentro geográfico de Bolivia.

¿Dislate, lo anterior? De ninguna manera. Hace ya bastante tiempo que el

centro gravitacional del país, tanto en lo económico, como en lo social y político, se desplazó del altiplano a la amazonia boliviana. Santa Cruz es un ejemplo conspicuo en tal sentido, no solo por un crecimiento demográfico que dentro de poco la convertirá en la ciudad más poblada del país, sino por su creciente peso en la economía nacional. La amazonia, además, será punto de encuentro de procesos de integración económica a nivel subcontinental y de rutas de conexión bioceánicas (Pácifico y Atlántico). Con el

paso del tiempo dichos factores concentrarán más aún el poder económico en las tierras bajas del país. Y sabido es que el poder político termina resbalando hacia el lugar donde se produce este fenómeno. ¿El sitio exacto para satisfacer a esta inexcusable imposición geopolítica? Lo dirá el respectivo estudio, como se lo dijo a los brasileños cuando decidieron fundar y construir la Brasilia diseñada por un arquitecto y urbanista de fama mundial.

2) Dentro de una redefinición de la estructura y rol de las instituciones del Estado y la función pública, ir a un Legislativo unicamaral con no más de 90 miembros entre titulares y suplentes.

Hace bastante tiempo que lo anterior constituye un clamor doméstico que no escucha ninguno de los partidos que se turnan en el gobierno en el marco de las consabidas alianzas. Reducir de aquel modo al Parlamento permitiría ahorrar no solo tiempo en las tareas de legislación y fiscalización sino cuantiosos recursos presupuestarios que bien podrían ir a reforzar a los de educación y salud.

3) Dictar de una vez por todas la ley especial con el marco normativo al cual debe sujetarse el voto de los varios millones de bolivianos que residen en el exterior.

Sobre exigencia tan recurrente en esclarecidos sectores de la sociedad boliviana, es igualmente autista el comportamiento de la denominada "clase política" boliviana. El hecho de que no se les reconozca el derecho a votar a algo más de cuatro millones de bolivianos que mayoritariamente residen en Estados Unidos, Argentina, Brasil, España y Europa, cuestiona severamente el principio del voto universal que consagra el Art. 219 de la Carta Magna.

No, repetimos, las propuestas de los autores del manifiesto referido de ninguna manera son osadas. Concuerdan con lo que millones de bolivianos queremos que se haga en el plazo inmediato.

(Publicado en Los Tiempos (4-1-03) y anteriormente en La Razón y El Deber)

http://www.lostiempos.com/hoy/ppv5.shtml

 

Cartas

(Publicada en www.bolpress.com 26-03-2003  http://www.bolpress.com/opinion.php?Cod=2002064478

A propósito del manifiesto de Ugarte y el "Manifiesto de los Ilusos"

Me temo que la bota rebrota, gota tras gota de sangre del mismo pueblo a quien se agobia y se explota. "Disfrutemos mientras podemos la frágil democracia que aun poseemos. Si el manifiesto de los milicos no suena a nadie como una abierta y descarada rebelión é insubordinación, que me coma mi gato", me acaba de decir mi amigo Don Renato.

Otro buen amigo y compadre mío, refiriéndose al discurso donde Ugarte plantea que las FFAA y la Policía son las entidades "fundamentales del Estado", acertadamente me pregunta "¿Y que pasa con el Parlamento, el Poder Judicial?"

Nada. Yo le contesto, porque para algunos de ellos, esas entidades no significan un pito. Se las pasan entre sus compañeros porque saben que se van a hacer oir aunque no digan nada, porque pueden intimidar impunemente a juanitopueblo, porque poseen el respaldo del fusil y la inmerecida medallita de alguacil, y no digo de alcahuete, le dije cautelosamente a mi estimado compadre y amigo Villamil, por si las perras, las moscas y su chupete.

¡Vaya demagógico discurso tan oportuno que se mando casi simultáneamente quien merece que por lo menos le jalen las orejas largas por la vergonzosa reciente tragedia en La Paz!

"Si seguimos separados, sus fines y objetivos serán más fáciles de conseguir. A esos señores queremos decirles que se han equivocado. Habemos bolivianos que amamos entrañablemente a Bolivia, habemos bolivianos que vamos a dar nuestra sangre si es necesaria para que Bolivia sea íntegra y se mantenga con la dignidad que se merece todo país. No vamos a permitir que nuestra amada patria sea víctima de laceramientos, sea víctima de robos y sea víctima de más tratos inhumanos" [...]"Bolivia entera, compatriotas, ustedes pueden ver a partir de este momento en que sus Fuerzas Armadas y Policía nos unimos pueden estar seguros, tienen la certeza de que nunca más serán maltratados ni humillados en su propia tierra", dijo Vargas al abrazar a Ugarte. ¿Qué es lo que verdaderamente anhelan? ¿Es que uno aspira a ser un lucido desorientado y el otro, un deschavetado padrastro nuevo?

Con todo este barullo, entiendo la frustración de cada uno de Uds como asimismo trato de comprender a Hernan Maldonado cuando el lamenta la respuesta al "Manifiesto de los Ilusos" enviado desde tan lejos. Respecto a lo que señala Maldonado, otro amigo me dice que la aparente indiferencia al mensaje del Manifiesto se debe a varias razones que entre otras incluyen:

-El yo-yo protagonista y ventajita de todos los mandamases, hoy por hoy, indudablemente, una horda de incapaces.

-El irremediable síndrome del perro de hortelano característicamente altoperuano

-La inexistencia de una cultura de lectura y diálogo maduro

-La preferencia por comida chatarra o "fast-food", inclusive el alimento intelectual

-Los recelos y el temor del voto y peso de los de afuera entre los establecidos en el poder

-La argumentación cómoda de algunos zurdos plañideros: Los culpables son siempre los otros... ¡Ay pobrecitos de nosotros y de vosotros, hermanitos enanos!

- Quizás lo que hace casi un siglo atrás agriamente censurara el controversial Alcides Arguedas

-O simplemente, la mera falta de educación que impide una mejor visión y el cambio de actitud fundamental indispensable para todo lo que se puede lograr en Bolivia.

Los planteamientos del manifiesto, me dice el tal amigo, para que se puedan llevar a cabo, requiririan un partido político que, por otro lado, obligadamente tendria problemas de ingresar al ruedo boliviano no solo porque la ola viene de afuera sino porque el tal ruedo exclusivo, es mayormente acaparador y es el mismo circulo vicioso de siempre. "Será difícil que den espacio porque asi nomas son las cosas". Por eso, ese amigo cree que Bolivia tiene poco futuro a no ser que ocurra un milagro y, "Bolivia ante un nuevo reto", el tal Manifiesto, simplemente no lo es."

Yo quiero animar a los paladines valerosos que forjaron el Manifiesto "Bolivia ante un nuevo reto" ¡NO SE ME AMILANEN!, les exhorto. La perseverancia siempre da su flor. Hay que seguir con paciencia, tesón y ante todo diligente perseverancia. Una ventaja hay en nuestros tiempos: dejamos huellas y constancia de nuestros intentos aún cuando son realizados sin mayor éxito. Es la mentalidad que perjudica el desarrollo. Y tenemos que irla cambiando pasito a paso, aunque sea a paso lentísimo de caracol baboso.

Hablando de los milicos y su nueva sorprendente postura es interesante leer que el Manifiesto incluye un planteamiento específico para ahorrar dinero y crear una institución verdaderamente útil al Estado. En el Manifiesto "Bolivia ante un nuevo reto" (se lo puede leer entero en www.pachamatria.com) se propone:

"-Reformular las Fuerzas Armadas, la Policía Nacional y los Servicios de Inteligencia para que sirvan al país y a la democracia y no para que la pongan en peligro. Una nación tan pobre como es la nuestra, destina un exagerado presupuesto en un sector que no ha enfrentado ninguna guerra internacional en más de medio siglo y no hay posibilidad que lo haga en el futuro próximo.

- Organizar una Guardia Nacional profesionalizada, dotada con equipos de vigilancia y rescate acordes con la geografía de Bolivia, y para ejercer labores de vigilancia en las fronteras con énfasis en una lucha frontal y sin pausas contra el tráfico de estupefacientes y el contrabando."

¡Que Dios bendiga a Bolivia e ilumine a todos sus hijos dentro y fuera de sus fronteras físicas!

Jaime Molina

Actualizado el 26-03-2003 a horas 12:10


NOTICIAS RELACIONADAS
2003-03-24: El manifiesto de los "ilusos"
2003-03-11: Un anuncio lleno de amargura de una muerte prematura

 

 

Santa Cruz de la Sierra - Bolivia, Sábado 29, Marzo de 2003

 

 

 

El manifiesto de los ilusos

 


Hernán Maldonado

Hace poco más de tres semanas un grupo de compatriotas, la mayoría residentes en el exterior, firmamos un manifiesto con un somero análisis de la situación nacional y planteamos lo que creemos que debe hacerse para sacar al país del colosal estancamiento en el que se encuentra. Lo hicimos con el dolor en la piel por los graves sucesos de febrero y ante la certidumbre de que ese tipo de explosiones sociales apenas comienza. Difícil decir quién empezó todo, pero nos pareció saludable que en la diáspora germinara la idea de lo que pensamos debe hacerse en Bolivia para sacarla del estado lamentable en que se encuentra. Tradicionalmente los bolivianos residentes en el extranjero para lo que se juntan es para comer salteñas o celebrar el carnaval lejano y demostrar así, en medio de los infaltables tragos, que no han roto del todo el cordón umbilical con la tierra lejana. En los últimos tiempos el interés por involucrarse con el país, -a partir del pedido creciente de ser tomados en cuenta en elecciones nacionales o en el otorgamiento de la doble nacionalidad -, ha ido en aumento. No podía ser de otra manera en un conglomerado que aporta a la economía nacional con 600 millones de dólares anuales. El manifiesto (que puede leerse íntegramente en www.pachamatria.com) ha sido entregado a toda la prensa nacional, a los partidos políticos y muchas personalidades. Con las excepciones de los sitios en internet de Boliviapress y Eforo Bolivia, ha sido completamente ignorado. Ni siquiera se nos ha dado un acuse de recibo. Destacados columnistas de la prensa nacional, algunas de cuyas preocupaciones hemos plasmado también en el documento, nos han respondido con su indiferencia. Pareciera que el manifiesto, en el que no sólo analizamos lo que nos parece las causas de la situación del país, sino que planteamos lo que creemos de buena fe son las eventuales soluciones, fuera obra de unos cuantos ilusos, como alguien ha opinado y nos lo ha hecho saber. Pero no vivimos de ilusiones, sino de esperanzas. Estas pueden convertirse en realidad, las ilusiones nunca. Con ese espíritu y de buena fe nació el manifiesto. Entre todos los firmantes hay decenas de años de experiencias, de estudios. A todos nos duele la creciente africanización del país. No han faltado los que creen que el grupo está detrás de la formación de un partido político... como si esto pudiera hacerse desde Estados Unidos, Francia, Venezuela, Australia, Chile, etc. Y todavía hay más perversos que nos atribuyen agendas ocultas. Pareciera que no saben leer. Hace unos años Arturo Uslar Pietri, el insigne venezolano académico de la lengua, dijo que sólo los pendejos dejan que se destruya su patria. Días después miles de venezolanos salieron a las calles en la denominada marcha de los pendejos reclamándole a los políticos la rectificación de conductas. Nosotros no vamos a convocar a manifestaciones callejeras, a bloqueos; no vamos a pronunciar discursos. Entre los firmantes no hay nombres famosos, aspirantes a líderes, candidatos a presidentes o ministros, ni eventuales caudillos. Simplemente hicimos conocer nuestra preocupación de ciudadanos bolivianos, como profesionales, como hombres y mujeres de bien. Muchos no estamos de acuerdo con varios aspectos del documento pero en lo sustancial sí. Por eso lo firmamos, por eso damos la cara. Podrán ignorar el documento los que están llamados a estudiarlo, a responder, a discutirlo. Nosotros no vamos a restregarlo en las narices de nadie. Creemos que hemos cumplido con un deber cívico. Vamos a dejar que los hechos futuros sean los que tengan la palabra. Ojalá no sea lo que tememos. Mientras tanto, que a nadie más se le ocurra preguntarnos: Y tú, ¿qué hiciste por tu país?

(Publicado en El Deber (3-29-03) y más antes en Los Tiempos y en www.bolpress.com y www.eforo.org  http://www.el-deber.net/20030329/opinion_4.html

 



Columna: Reflejos Bolivianos http://www.noticiasbolivianas.com/montre_col.php?id=54

 

 

Mauricio Aira
Periodista boliviano que reside en Suecia

El Manifiesto de los 44

(17 Mar 2003)

 

Cuarenta y cuatro ciudadanos bolivianos, muchos de ellos residentes fuera del país, han lanzado a la publicidad un Manifiesto Cívico-Político que contiene consideraciones sobre la realidad nacional, sugerencias para una acción política y un esbozo de programa de Gobierno. El documento bien merece un análisis.

Ante la eventualidad de profundización de la crisis proponen un Gobierno expeditivo que podría reducir de 12 actuales a ocho ministerios, un Legislativo unicamaral de 70 representantes y tan sólo 20 suplentes. Un cuerpo diplomático austero de 20 embajadores y la prohibición absoluta de bonos de sobresueldo.

La reformulación de las Fuerzas Armas y la creación de una Guardia Nacional, eliminando el generalato en la Policía. Que los únicos funcionarios que gocen de vehículo oficial sean el

Presidente, el Vicepresidente, los ministros, éstos además de los presidentes del Poder Judicial y del Parlamento tendrían ítems de gastos de representación.

En la larga lista de reducción de gastos se prohibirían totalmente los agasajos y la entrega de regalos entre funcionarios públicos; los gastos reservados. Imponer descuentos por inasistencia a reuniones de los congresales, reformar el impuesto a la renta, subir los impuestos y regalías a las petroleras modificando la ley de hidrocarburos, obligar al transporte pesado a pagar el IVA, suprimiendo el sistema de descuento por facturas. Reformar las superintendencias eliminando su burocracia, eliminar el bonosol, encargar a las alcaldías la atención de ancianos indigentes, sin renta ni jubilación.

Otras propuestas son vigorizar la Participación Popular y el municipio, poner a funcionar el Poder Judicial desde la Corte Suprema hasta el último juzgado, modernizar el sistema carcelario, hacer desaparecer el paraíso fiscal en que incurrieron las empresas petroleras que evaden impuestos, y los grandes contrabandistas.

En la enunciación de tareas a realizar se propone crear la Corporación de Fomento que desapareció con el 21060, ésta, a su vez, tomaría a su cargo los recursos naturales, el gas, la minería, convirtiendo al Estado en socio inversionista en los grandes proyectos del sector hídrico, energético e hidrocarburífero, transporte global, mientras que una Corporación Agrícola tomaría a su cargo la producción, el control, el auditaje y la fiscalización del uso de la tierra.

Dicen que el infierno está alfombrado de buenas intenciones. Los proponentes tienen el mérito de actuar en forma constructiva, al reconocer que el Estado atravieza por circunstancias tan difíciles, como quizá, nunca antes en la historia de la República. La pregunta es sin embargo: tan interesantes ideas, tareas tan urgentes, varias de ellas visiblemente viables, otras directamente inviables, ¿quién o quiénes podrían llevarlas a la práctica?

Los 34 puntos de éste Programa de Salvación Nacional podrían ser ejecutados por ciudadanos probos y de arraigado patriotismo. ¿Dónde los encontramos? Esto recuerda a los siete sabios de la Biblia que no pudieron ser hallados para salvar la humanidad del Apocalipsis que se viene imparable.

El Estado no funciona. Los partidos tampoco. La falta de programas ha llevado a las improvisaciones. El país se ha estancado, y la desesperanza es pan de cada día. La economía tiene que funcionar para salir de la condición de país extremadamente pobre, que vive de la limosna. Se ha mostrado al mundo con la reacción del febrero negro, que detestamos la sóla idea de autofinanciarnos. Este cuadro es resultado de incapacidad, de corrupción, de una total falta de entendimiento.

No se puede olvidar los sucesos de septiembre, enero y febrero. Son claras señales que reclaman acción, un cambio de actitud, una toma de conciencia. Nuevas conductas. De los que mandan y del ciudadano común. Altamente rescatable del documento de las 34 propuestas es la referencia a la aparición virulenta del racismo alentado por miopes que parecen buscar la balcanización de Bolivia, el problema de los cocaleros empeñados en paralizar el país como si todos los bolivianos dependiéramos del Chapare.

En suma, el Manifiesto de estos ciudadanos bien intencionados, merece ser leído por cada uno de los bolivianos y reflexionar sobre su contenido y sus propuestas.(
www.pachamatria.com)

© NoticiasBolivianas.com

http://www.noticiasbolivianas.com/montre_col.php?id=54

 


About Us/Quienes somos | Contact Us/Escribanos

Copyright ©-Pachamatria.com.  All Rights Reserved.
Privacy Policy | Disclaimer